Fragas del Eume



No hay nada como una buena caminata en estas fechas para bajar la barriga, si puede ser que sea por algún sitio especial, y en este caso, he elegido las Fragas del Eume. Son las diez de la mañana y quedan pocos días para finalizar el año, está cayendo una fina capa de lluvia que logra empaparme pero da igual. La caminata empieza al principio de la fraga en una cafetería o mesón que allí hay. El camino se hace muy bien y como no hay unas excesivas pendientes todo es perfecto, salvo por un detalle. Debería de prohibirse o disponer de un permiso para que los coches no accedieran a este ecosistema. Ya uno tiene que aguantar y detenerse por la cantidad de vehiculos que pasan, pero es que encima circulan a más de 60 km/hora, cuando las señales indican no más de 30. Además hacen caso omiso a las señales que advierten la presencia de peatones o ciclistas. Lo que más me chocó es que hasta los vehículos de la Xunta de Galicia van lanzados como también el de alguna empresa que allí se encuentra trabajando como Eulen. Es penoso que un lugar tan bonito no se respete.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barallobre ha caído muy bajo

400 millones para dos buques de guerra