Comer bien


Si de algo entiendo y lo puedo asegurar es de comer bien. Me gustan los sitios que me hacen recordar a comidas de otro tiempo, esos sabores y esos aromas son únicos. Un sitio donde se mezcla la magia de la comida con esos recuerdos está en Pantín y se llama A Ramalleira. Su cocina es única, sus callos, sus cocidos o su cabrito hacen que uno siempre repita y repita. Es un lugar donde aún por encima te tratan bien, miman al cliente, lo cuidan y, claro está, debe volver. Gracias a "A Ramalleira" por esos momentos inolvidables.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barallobre ha caído muy bajo

400 millones para dos buques de guerra