Los cerdos de los dueños


Está muy de moda tener un perrito, debe de fardar mogollón tener un chucho encerrado entre cuatro paredes dando el do de pecho todo el santo día. De vez en cuando se le saca a zonas donde hay multitud de gente y se le permite que ensucie todo de mierda. Como los ayuntamientos son una banda de ineptos, la gente aprovecha para guarrear con sus chuchos paseos y alamedas. Es vergonzante com presumen de perritos abrigados con horteras jerseys y con nombrecitos que darían la risa en un velatorio. Parece una plaga, en pisos dando por culo todo el día, o en patios vecinales, ¡qué poco importa el vecino! Aquí no se respeta a nadie y a nada en materia de chuchos y aún por encima no recogen su mierda. Para más información deberán ustedes pasear por Caranza, La Malata, etc.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Barallobre ha caído muy bajo

400 millones para dos buques de guerra